Besolí se sobrepone a la exigencia del 2000 Viratges.
Como viene siendo habitual la edición de este año está siendo muy dura para todos los participantes así como para Besolí y para su Peugeot 107. La complejidad de los tramos, el kilometraje del rally y el gran recorrido nocturno están exigiendo al máximo a las tripulaciones.
Besolí estaba marcando un buen ritmo en el rally, hasta que en la 6ª especial “Els Taurons” tuvo una pequeña incidencia donde perdió aproximadamente 6 minutos. Todo y esto, a continuación ha marcando buenos cronos en las especiales de noche, aspecto que seguro que le hará escalar posiciones en las especiales que todavía faltan para terminar el rally.